La mejor Ropa de Cama Geriátrica

Si es agradable a la vista y además de calidad muy probablemente estaremos más que satisfechos con nuestra ropa de cama.

Y es que pasamos mucho tiempo acostados, ni que decir aquellas personas obligadas a estar en cama.

Así que, en cualquier caso, es importante elegir la ropa de cama adecuada independientemente de cual sea tu estilo.

A ver…. por muy fiel seguidor que seas del estilo vintage (el primero que se me ha ocurrido) lo primero debe ser tu confort.

Ropa de cama

Viste tu cama con elegancia

Una cama bien vestida cambia radicalmente el aspecto de esta y del resto de la habitación.

La industria textil no para de innovar con nuevos tejidos, colores y estampados.

Algunos de ellos con diseños espectaculares sin renunciar a la suavidad tan necesaria en camas geriátricas.

Tipos de ropa para encamados

Al hablar de ropa de cama para personas mayores debemos filtrar mucho la búsqueda.

Aquí cobra especial relevancia las prestaciones de la ropa según las necesidades del mayor.

Entran en escena factores relevantes como:

  • Sudoración.
  • Escaras.
  • Incontinencia.

Por suerte, hay tejidos que funcionan perfectamente en cualquiera de las tres situaciones anteriores.

Si hay un tejido técnico especial que destaca del resto es el Tencel que junto a la tecnología B-Sensible hace las delicias de cualquier durmiente.

El Tencel es una fibra 100% natural muy agradable al tacto.

Pero además, permite también disfrutar de todas las cualidades de tu colchón o almohada.

Fundas y Sábanas

Son las primeras prendas en contacto con nuestra piel, así que le exigimos la máxima delicadeza y suavidad.

Aquí también gana por goleada el B-Sensible, porque en un mismo producto tenemos las dos funciones.

Y no solo eso, también disfrutaremos de una excelente protección impermeable sin molestos ruidos al moverte en la cama.

Mantas

Obviamente, si hace falta una manta es porque hace frío, en ese caso es mejor opción un calienta camas o un edredón.

El motivo es aligerar el peso de la ropa de cama, a mayor ligereza más confort en cama.

Sobre todo aquellas personas enfermas con algún tipo de lesión en piel, donde hay que evitar roces y fricciones.