/Accesorios y complementos
Accesorios y complementos2018-09-19T08:33:57+00:00

Accesorios y complementos sanitarios

¿Quieres mejorar tu equipo de descanso?

Por suerte, con algunos accesorios ortopédicos obtendrás un plus en comodidad y/o seguridad.

¿Qué accesorio necesito?

En primer lugar, ten en cuenta que es importante revisar las necesidades del usuario y observar las diferentes opciones disponibles.

Según el estado mental o físico del paciente deberemos optar por unas u otras características.

Te invitamos a consultar este artículo con los diferentes accesorios y ante cualquier duda, antes de comprar siempre es aconsejable acudir a tu tienda de ortopedia más cercana.

Cabecero haya

Cabecero haya

Cabecero cerezo

Cabecero cerezo

Barandillas plegables

Barandillas plegables

Incorporador

Incorporador

Patas regulables

Patas regulables

Patas para carro

Patas para carro

Portagoteros

Portagoteros

Patas regulables con ruedas

Patas con ruedas

Mesa sanitaria extensible

Mesa sanitaria

Almohada DormiVisco

DormiVisco

Almohada Cervical

Almohada Cervical

Almohada DormiCarbono

DormiCarbono

Almohada tacto pluma

Tacto Pluma

Sábana bajera protector

Sábana protector

Calienta camas Daga Cin

Calienta camas Daga Cin

Protector de barandilla

Protector de barandillas

Motor doble

Motor doble

Motor simple

Motor simple

Pistón eléctrico carro

Pistón eléctrico carro

Mando Orión

Mando motor doble

Mando Celeste

Mando motor simple

Mando Inalámbrico

Control Inalámbrico

Accesorios geriátricos para mejorar tu descanso

Vivimos en un mundo que va demasiado deprisa, donde la importancia de un descanso efectivo se hace imprescindible para soportar un ritmo tan frenético.

En personas que por enfermedad o discapacidad deben pasar largos periodos en cama, ese descanso efectivo cobra una importancia máxima.

Nuestro cuerpo y mente necesitan un mínimo de horas de “desconexión” para regenerarse.

Por tanto, el descansar bien, repercute directamente en nuestra salud y estado de ánimo.

Si conseguimos ese deseado estado de relajación mientras dormimos, nuestro cuerpo se recupera y restaura proporcionándonos una carga de energía extra para afrontar un nuevo día.

Cuando decimos equipo de descanso, esto incluye una base donde colocaremos nuestro colchón.

Pero además hay complementos que juegan un papel fundamental en un buen descanso como es una adecuada almohada.

Si te despiertas con dolor de cuello u hombros, probablemente tu almohada está pidiendo el relevo.

Incluso hay personas que prefieren dormir sin almohada, algo que debemos evitar.

La mejor almohada

Por lo general, muchas personas no le dan la importancia que merecen las almohadas.

Si esta no se ajusta a nuestras necesidades puede empeorar la calidad del sueño e incluso provocar dolores cervicales.

No hay una almohada que sea mejor que el resto, al igual que cada persona tiene su postura ideal para dormir donde será necesario un tipo u otro de almohada.

En consecuencia, lo que siempre debemos observar es que la almohada elegida ofrezca una correcta alineación del cuello con el resto de la columna.

Así nos garantizamos una posición natural sin tensiones.

Además, la anchura de la almohada debe superar la de tus hombros.

Por otro lado, la altura dependerá de la postura para dormir del usuario.

¿Cuál es la altura idónea?

  • Una almohada de altura baja (10 cm), es adecuada para quienes duermen boca abajo.
  • Con un tamaño mediano (12-13 cm), es ideal para quien duerme boca arriba.
  • Una almohada medio-alta (15 cm) es ideal para quien duerme de lado, para mantener la cabeza y el cuello bien alineados con el eje de la columna.

Es recomendable utilizar siempre almohada, pero es muy importante que esta se ajuste a tu forma de dormir.

Seguridad – Comodidad

Un conjunto de cama hospitalaria debe ofrecer la máxima comodidad pero sin descuidar la seguridad del usuario.

En los sistemas de elevación se hace aún más necesario revisar las medidas de seguridad ofrecidas.

Si el usuario puede tener riesgo de caída es imprescindible dotar a la cama de una protección lateral, con unas barandillas.

Otros accesorios que no son imprescindibles pero si aconsejables por comodidad para usuarios y cuidadores, como el incorporador o mesa sanitaria.

¿Puedo poner unas barandillas a mi cama?

Puesto que hablamos de un accesorio geriátrico, primeramente debes hacerte esta pregunta, ¿tu somier articulado es sanitario?.

Si tu cama articulada no es geriátrica, es decir, si has comprado la cama en una tienda de muebles, lo más probable es que sea un modelo domiciliario de 5 planos.

Con lo cual, casi con toda seguridad no está preparado para accesorios geriátricos y en consecuencia no podrás instalar barandillas.

El motivo por el cual unas barandillas para cama articulada pueden ser incompatibles con un somier de 5 planos es porque no queda espacio suficiente para el anclaje de la barandilla impidiendo accionar los planos articulados de forma segura.

Usar barandillas en camas ortopédicas es especialmente relevante en personas con riesgo de caídas.

Barandillas

Barandillas

Anclaje Barandillas

Anclaje

Barandillas colocadas - Accesorios

Acopladas