//¿Qué colchón necesito?

¿Que colchón necesito?

Si ya has elegido una cama articulada, elegir el colchón adecuado es fundamental para completar tu equipo de descanso.

Hace ya muchos años, el mercado lo dominaba un único tipo de colchón, más o menos bonito, con distintos tipos de funda pero todos con núcleo de muelles.

Actualmente el colchón de muelles se ha reinventado, ahora se llevan los colchones de muelles junto a todo tipo de espumas, látex, poliuretano, viscoelástico etc.

La industria del colchón ha evolucionado muchísimo en los últimos 20 años y cada cierto tiempo nos siguen sorprendiendo con nuevas espumaciones cada vez más tecnológicas.

Hay excelentes colchones que incluyen en su núcleo un sistema de muelles, pero para camas articuladas debemos descartarlos ya que su uso, puede provocar daños en las articulaciones de la cama.

Probablemente ya estás buscando tu colchón y has visitado todas las ortopedias y colchonerias de tu ciudad, en este caso, habrás comprobado, que hay miles de modelos de colchones diferentes.

Seguramente de cada establecimiento habrás salido con la sensación de tener claro el colchón que quieres y es que ante tantísima variedad se hace complicada la elección.

La cosa se complica aún más, cuando vas a elegir un colchón para otra persona, esto es muy habitual en ortopedia.

Cuando hablamos de descanso para personas mayores y/o con algún tipo de enfermedad o discapacidad suele ser el familiar el encargado de elegir el colchón.

Cualquier encargado de ortopedia habrá oído muchísimas veces algo como… “quiero el mejor colchón para mi madre”

En primer lugar, debes saber que el mejor colchón no es el más caro, es aquel que se ajuste correctamente a las características físicas y preferencias al dormir del usuario.

Colchones sanitarios

Tres ejemplos de colchones de muy buena calidad con núcleos distintos:

  • Polisur, núcleo de poliuretano 15cm
  • Visconfort, núcleo de poliuretano 14cm + viscoelástico 6cm
  • Supremo, núcleo de Látex con disponibilidad en dos grosores, 15cm – 18cm
Polisur

Polisur

Visconfort

Visconfort

Supremo

Supremo

Detalles a revisar

Acertar con el colchón elegido no es tan complicado si antes de comprar tenemos en cuenta ciertos aspectos:

  • Escaras o úlceras por presión.
  • Incontinencia.
  • Lesiones.
  • Medidas.
  • Peso.
  • Preferencias.
  • Sudoración.

Escaras

Las personas que pasan largos periodos en cama, tienen riesgo de sufrir escaras, en estos casos se aconseja la utilización de un sistema de aire.

En muchas ocasiones se habla de forma errónea de colchones antiescaras al hablar de viscoelástica.

La viscoelástica alivia presiones pero no debe considerarse como una solución anti escaras.

Lo mejor para las escaras es el aire, según el grado, el médico aconsejará el tipo de colchón necesario.

Hay sistemas muy sofisticados de colchón de aire y otros modelos más simples para ser utilizados encima de otro colchón.

A modo prevención básica, existen los sobre colchones de aire con presión alternante como nuestro modelo Bubble, en caso de utilizar esta opción, añadiendo un colchón básico como nuestro polisur seria suficiente para un descanso cómodo y seguro.

Incontinencia

Los líquidos no se llevan bien con las espumas, así que mejor proteger nuestro colchón para que nos dure al menos 10 años.

Tienes la opción de comprar el colchón con funda sanitaria impermeable o de protegerlo con una sábana bajera protectora.

Lesiones

Ante un problema de cervicales lo más importante es la almohada y en menor medida el colchón, hay una almohada distinta según tu forma de dormir.

La lesión más común en personas encamadas es la de espalda. Una alineación correcta de la columna vertebral es primordial para mantener una adecuada higiene postural evitando de esta forma que se agraven las molestias derivadas de una lesión vertebral.

No existe un mejor colchón para la espalda válido para cualquier persona, lo ideal es que sea de una firmeza media alta y con una notable adaptabilidad, pero hay que tener en cuenta las características del usuario, no requiere la misma firmeza una persona de 70 kilos que otra de 120 kilos.

De ahí la importancia de pedir consejo a un profesional en lugar de buscarlo en internet.

Medidas

Es algo que parece obvio pero es importante tenerlo muy presente antes de comprar el colchón.

Aquí no solamente debemos fijarnos en el ancho y el largo del colchón para que el usuario esté lo más cómodo posible, la altura del núcleo es muy importante sobre todo si el usuario pesa muchos kilos y/o utiliza barandillas protectoras.

Si el colchón tiene mucho grosor también debemos revisar la altura de la cama articulada, lo habitual en ortopedia son colchones de 15cm de grosor.

Peso

Según la densidad de las espumas, estas soportan más o menos kilos.

En caso que la persona sea muy pesada debemos saber el peso máximo que soporta el colchón, hay colchones ortopédicos bariátricos que soportan más de 200 kg.

Para personas con problemas de obesidad y encamadas de larga duración es importante pensar en un futuro y comprar un colchón que aguante sobradamente su peso.

Preferencias

Cada persona tiene su forma de dormir preferida, de lado, boca abajo, arriba…. también hay quién prefiere una base rígida, otros muy blanda o que sea intermedia y muy adaptable.

Hoy se puede elegir colchón “a la carta” y que este se adapte a los gustos y preferencias de cada usuario.

Las espumas de última generación aportan un abanico infinito de posibilidades.

Sudoración

Si tienes problemas de sudoración, un colchón con buena transpirabilidad te ayudará a descansar mejor y más seguro ya que evitará la proliferación de bacterias.

Ya lo tengo más claro, pero ¿cuál me aconsejas?

Hemos comentado que cada persona requiere un tipo de colchón, así que acude a un profesional y que estudie detenidamente tu caso.

Para elegir colchones sanitarios, el protocolo correcto sería algo como explicamos en el siguiente ejemplo:

Manolo tiene a su madre muy mayor y le han recomendado que duerma en una cama ortopédica.

Por suerte, la vecina de Manolo le ha dejado una cama articulada, así que le falta comprar un colchón sanitario para su madre.

Al lado de casa tiene una ortopedia y se decide a visitarla para comprar su colchón.

Quiero el mejor colchón sanitario para mi madre, le dice Manolo al encargado de la ortopedia.

Lo correcto sería que el ortopeda mediante unas preguntas vaya filtrando lo que la madre de Manolo necesita:

  • ¿Que tipo de firmeza prefiere, baja, media, alta?
  • ¿Cuál es el peso aproximado de su madre?
  • ¿Qué altura tiene?
  • ¿Alergia al látex?
  • ¿Hay alguna movilidad?
  • ¿Tiene problemas de incontinencia?
  • ¿Alguna lesión?
  • ¿Sobre que base va a utilizar el colchón, cama elevadora, con patas, somier multiláminas, base tapizada…?
  • ¿Va a utilizar algún sistema de sobre colchón de aire?

Respondiendo a estas nueve preguntas el profesional sabrá cuál es el mejor colchón para la madre de Manolo, para que esta pueda descansar muy bien y de forma completamente segura.

Tipos de espumas, características

Hay una gran variedad de espumas, detallamos sus características, ventajas, virtudes y defectos de cada una de ellas.

Colchón de espuma de alta resiliencia

También conocidos por las siglas HR por su denominación en inglés, High Resiliency.

Estos colchones están compuestos de un material denominado poliuretano, ofrecen una firmeza alta con una baja adaptabilidad.

Es la opción más económica en colchones y no por ello la peor, si te gusta una base firme, este tipo de colchones son una excelente elección.

El HR también es muy utilizado como soporte en núcleos con otras combinaciones de materiales como el viscoelástico.

Las espumas se miden en kilogramos por metro cúbico, en el caso del HR para que sean de calidad deben tener un mínimo de 25Kg./m³.

Cuanta mayor densidad tenga la espuma, más firmeza y durabilidad ofrecerá el colchón.

Ventajas del HR

Articulan perfectamente en camas ortopédicas.

Gran firmeza en espumas con alta densidad.

Pesan muy poco, algo que se agradece a la hora de mover el colchón.

La opción más económica.

Inconvenientes del HR

Menos durabilidad, con el uso van perdiendo firmeza.

Escasa transpiración.

Látex

La historia de los colchones de látex se remonta muchísimos años, en ortopedia tuvo su momento álgido a principios del año 2000.

Desde entonces ha ido perdiendo protagonismo en favor de otras espumas como la viscoelástica.

En su día fueron la mejor alternativa a los colchones de muelles, toda una revolución en el descanso sanitario con una excelente adaptabilidad en camas ortopédicas.

Qué es el látex

Para fabricar un núcleo de látex se necesita una espumación, la cual se obtiene gracias a la savia del árbol del caucho, Hevea Brasiliensis.

Con esta espumación se obtiene el látex natural, existiendo también el sintético que detallaremos más tarde.

El colchón de látex, en contra de los colchones de muelles, es muy flexible y extraordinariamente adaptable, ofreciendo diferentes zonas de firmeza gracias a varias perforaciones en el núcleo.

Al descansar en un colchón de látex, sentirás un gran confort porque este material se adapta muy bien al contorno de tu cuerpo, de forma similar a lo que ocurre con la viscoelástica.

Se vendieron muchísimos colchones de látex, todas las cuñas publicitarias de colchones hablaban de las maravillas del látex.

Este “boom” del látex, provocó que la industria colchonera creara el látex sintético, este fue el punto de inflexión de estos colchones.

La mala praxis de algunos vendedores hizo que muchas personas compraran látex sintético a precio de natural.

Látex natural

Es necesario ser un experto en la materia para diferenciar a simple vista un buen látex natural de otro sintético.

Si….. también hay buen látex sintético.

Para que un colchón sea considerado látex 100% natural, la composición del núcleo debe tener más de un 85% de látex natural.

Aquí surge la lógica pregunta, si tiene un 85 – 90% ¿como pone en el etiquetado que es del 100%?

Ya hemos hablado que para la obtención del látex natural se realiza una espumación, un proceso químico en el que participan otros componentes.

Ventajas del látex natural

La principal y algo que resalta inmediatamente es su tacto suave y agradable.

Tiene una esponjosidad única, con la ventaja de ser un material ecológico y transpirable.

Una adaptabilidad superior a la del látex sintético, bien es cierto que esto depende de la calidad del sintético.

Inconvenientes del látex natural

Mas caro que el sintético, podemos encontrar grandes diferencias de precio en función de la calidad.

Alergias, evidentemente ante una persona con alergia al látex…. cuanto más natural… peor.

Requiere mucha ventilación, aunque a diferencia del sintético este es transpirable, lo es poco y al ser natural puede aparecer moho si no lo ventilamos con frecuencia.

Es fundamental que su ventilación sea diaria y al menos cada tres meses darle la vuelta.

Si vives en una zona muy húmeda nuestra recomendación es que optes por otro tipo de colchón.

Látex sintético

Se obtiene utilizando derivados del petróleo, aunque en su composición puede tener una pequeña proporción de látex natural.

Lo más habitual en ortopedia es una proporción del 80% sintético y un 20% natural.

La adaptabilidad del látex sintético es algo inferior al látex natural en cambio suele ofrecer una firmeza superior.

Ventajas del látex sintético

Algunas personas con alergia al látex pueden dormir en estos colchones sin ningún problema.

No requiere la ventilación del látex natural, nunca tendrá problema de moho.

Un precio muy inferior al de los colchones con látex natural.

Hay colchones de látex sintético realmente buenos como nuestro modelo Supremo.

Inconvenientes del látex sintético

Es un material que proviene principalmente del petroleo, algo que sin duda debemos descartar por el bien de todos.

Generalmente ofrecen menos zonas de descanso que el látex natural.

Ninguna transpirabilidad, más sensación de calor.

Colchones viscoelásticos

La viscoelástica es un material que fue inventado por la Nasa en los años 60 con el fin de aliviar la presión ejercida sobre los astronautas al despegar una nave espacial.

Tras comprobar su efectividad la industria colchonera no tardo en comercializarlo.

La venta de colchones viscoelásticos creció muchísimo a mitad de los años 90.

La espuma viscoelástica se caracteriza por ser muy flexible porque, al ejercer presión sobre ella, esta se deforma para adaptarse por completo al contorno de tu cuerpo, garantizando un confort máximo.

Es un material con grandes propiedades ergonómicas ya que logra reducir los puntos de presión en tu cuerpo, reduciendo tensiones musculares y nerviosas además de obtener una mejoría en la circulación sanguínea.

Un colchón de viscoelástica es una excelente opción para descansar en una cama articulada pero.. ¿sabes que estos colchones no son 100% viscoelásticos?

La viscoelástica requiere otro tipo de espumación que le aporte la firmeza necesaria para que no te hundas más de lo necesario.

El poliuretano de alta densidad es la espuma más comúnmente utilizada en los colchones viscoelásticos, un ejemplo es nuestro modelo Viscosan, con una proporción de 10cm +5cm de visco.

Ventajas de la viscoelástica

La principal característica de la visco es la sensación de ingravidez reduciendo las presiones ejercidas por el cuerpo.

Ofrece la mejor adaptabilidad a la forma del cuerpo siendo muy confortable.

Los colchones viscoelásticos son una excelente opción para camas de matrimonio, ya que su reparto de presiones hace que no notes los movimientos de la otra persona mientras duermes.

Inconvenientes de la viscoelástica

Probablemente sea el tipo de espumación que aporta más calor al durmiente.

Cuanto más grosor de visco más caluroso será el colchón, al ser un material que se adapta a la forma del cuerpo, o dicho de otra forma, “te abraza” cuanto mayor sea el abrazo menos transpiración o lo que es lo mismo, más calor.

¿Viscoelástica, látex o poliuretano?

Después de leer este artículo quizás tengas claro que colchón te conviene, también es probable que aún no te hayas decidido.

Lo que debes tener claro es que una opción no es mejor que la otra, son distintas.

Algo muy importante a revisar antes de decidirte, es el tipo de base o cama utilizada, ya que esta acentuará los defectos y/o virtudes de tu colchón.

Interesante vídeo donde se aprecian las diferencias entre las distintas espumas.

2017-12-28T20:13:23+00:00 Por |